Dieta Alcalina para adelgazar

El nombre Dieta Alcalina describe un conjunto de dietas relacionadas que se sustentan en la capacidad de los alimentos para afectar la acidez y el pH de los fluidos corporales, de esta manera ciertos productos como las hortalizas se consideran alcalinos mientras que las carnes y las harinas son ácidos, se trata de consumir productos alcalinos y evitar los ácidos para sí facilitar los procesos saludables en el organismo y prevenir enfermedades.

El indicador del nivel de acidez o alcalinidad en los fluidos, incluida la sangre y la orina, es el pH o potencial de hidrógeno, es un valor que se consigue a partir de la relación entre la cantidad de bicarbonato y el dióxido de carbono; se presente en una escala que va de 0, indicando el mayor valor ácido posible, hasta 14, que indica la máxima alcalinidad. Para los humanos el valor ideal de pH en sangre es de 7,4 en cuyo nivel se optimiza el metabolismo y todas las reacciones bioquímicas.

Al presentarse un desequilibrio del pH el cuerpo no ejecuta correctamente funciones fundamentales por tanto entra en funcionamiento un sistema de intercambio de iones que compensará ese desequilibrio, el organismo tomará minerales como el calcio, el magnesio y el potasio para compensar el desbalance. Por otra parte para buscar el equilibrio, la dieta alcalina propone una alimentación a base de frutas y verduras evitando el consumo de carnes rojas, cerdo, aves y productos lácteos, así como de grasas y azúcares.

La Dieta Alcalina

La dieta alcalina consiste en el consumo equilibrado de alimentos alcalinos y ácidos para mantener un pH en la sangre de 7,4. Tiene como premisa complementaria la idea de que las dietas modernas hacen que nuestro cuerpo produzca demasiado ácido y este exceso de ácido además de ser perjudicial se convierte en grasa que se acumula lo que lleva al aumento de peso. Esos mismos niveles altos de acidez se han relacionado con trastornos como osteoporosis, artritis, problemas de corazón y riñón, dolores de cabeza, problemas digestivos, desmineralización de las uñas y el cabello, cansancio y falta de energía.

Dieta Alcalina- para adelgazar

Como se mencionó anteriormente la dieta recomienda disminuir el consumo de alimentos que producen ácidos, en favor de los alimentos alcalinos que reducen los niveles de acidez del cuerpo. La idea es que una dieta alcalina ayuda a mantener la acidez del cuerpo en niveles saludables. Por tanto, y esto es lo que hacen la mayoría de los seguidores de la dieta alcalina, la alimentación se basa en un 80% de productos alcalinos y solo un 20% de alimentos ácidos.

Cabe destacar que esta dieta cuenta con muchos seguidores entre ellos algunas celebridades como Jennifer Aniston, Demi Moore, Miranda Kerr, Victoria Beckham y Gywneth Paltrow, según diversos medios otros como Channing Tatum, Chris Hemsworth, Josh Duhamel y Mark Rufflo han recurrido a los principios de la dieta alcalina para compensar sus planes de alimentación.

Qué comer en la Dieta Alcalina

Los nutricionistas y otros profesionales que defienden esta dieta sugieren la regla 80/20 en donde la mayor parte de los alimentos, un 80%, serán alcalinos y el 20% restante serán ácidos. Debemos recordar que se consideran alimentos alcalinizantes aquellos que al combinarse con las enzimas del sistema digestivo generan subprpoductos alcalinos, y son alimentos ácidos aquellos que luego de ser digeridos generan subproductos acidificantes en la sangre. Como podemos ver no se trata de eliminar los alimentos ácidos de la dieta sino de disminuir su consumo.

Que comer en la Dieta Alcalina

La clasificación de los alimentos de acuerdo a su capacidad de generar residuos alcalinos o ácidos no es del todo sencilla porque hay un espectro amplio en donde un alimento va desde los super alcalinizantes hasta los super acidificantes pasando por varias escalas intermedias. Además la acidez o no de un alimento no está determinada por su sabor sino por los minerales presentes en su composición.

Calcio, magnesio, sodio, hierro y potasio son los minerales alcalinos principales; los alimentos que tienen altas concentraciones de estos minerales son considerados alimentos de formación alcalina, mientras que los alimentos con alto contenido en azufre, fósforo, yodo y cloro son alimentos de formación ácida.

Para hacernos las cosas más fáciles tenemos la siguiente clasificación: Los alimentos alcalinos incluyen la mayoría de las frutas, verduras, hortalizas, semillas, frutos secos, especias, hierbas y condimentos. Los alimentos ácidos incluyen carnes rojas, pescado, aves, huevos, cereales, legumbres y lácteos. Pasemos ahora a detallar un poco más cuales alimentos son alcalinos y cuales ácidos.

Alimentos Alcalinos

Esta lista incluye muchos alimentos que van desde ligeramente alcalinos hasta muy alcalinizantes.

Alimentos alcalinos

Hierbas y brotes Alcalinos

Hierbas de trigo, cebada, kamut, avena; brotes de kamut, soja, quinoa, rábano, espelta, alfalfa, amaranto, brócoli y fenogreco.

Aceites Alcalinos
Aceites de primer prensado provenientes de aguacate, oliva y lino.

Panes Alcalinos

Pan integral germinado, tortitas germinadas, panes y pitas sin gluten ni levadura.

Verduras Alcalinas

Espárragos, brócoli, guindilla, pimentón, pimientos verdes, pimientos rojos, pimientos amarillos, calabacín, diente de león, judías verdes, judías blancas, alubias, espinacas, puerros, alcachofas, col rizada, alga wakame, alga kelp, col, cebollino, endivias, acelgas, repollo, patata dulce, cilantro, albahaca, perejil, coles de Bruselas, coliflor, zanahorias, remolacha, berenjena, ajo, cebolla, apio, pepino, canónigos, rúcula, berros, lechuga, guisantes, habas, patata nueva, calabaza, boniato, rábano, tirabeque.

Cereales y legumbres Alcalinas

amaranto, trigo sarraceno, arroz integral, kamut, mijo, quinoa, espelta, lentejas, alubias, garbanzos, fréjol chino, judías blancas pequeñas, judías pinta, judías rojas, judías blancas, legumbre de soja.

Frutas Alcalinas

manzana, pomelo, guanábana, guayaba, melón, sandía, albaricoque, pera, piña, aguacate o palta, banana o plátano, mango, moras, frambuesas, cerezas, coco, pasas, dátiles, bayas, higos, limón, lima, uvas, nectarina, durazno, naranja, mandarina, melocotón, frutillas o fresas, frutas tropicales, ruibarbo, tomate, pomelo, coco fresco y papaya.

Frutos Secos y semillas Alcalinas

Almendras, coco, semillas de lino, avellanas, piñones, nueces de macaamia, semilla de calabaza, semillas de sésamo, semillas de girasol.

Especias y condimentos Alcalinizantes

Chile, canela, curry, jengibre, Hierbas, miso, mostaza, sal marina sin refinar, tamari.

Otros Alcalinizantes

Agua alcalina, tofu, seitán, infusiones de hierbas, té verde, Stevia, vinagre de sidra de manzana, polen de abeja, zumos y Jugos verdes, gránulos de lecitina, cultivos probióticos.

Alimentos ácidos

Alimentos Ácidos

En esta lista se incluyen aquí alimentos que van desde ligeramente ácidos hasta muy acidificantes.

Carnes

Beicon, carne de res, carne enlatada, huevos, cordero, vísceras, carne de venado, cerdo, conejo, salchichas, pavo, pescados blancos, pescados azules, mariscos, almejas, langosta, mejillones, ostras, vieiras, gambas y langostinos.

Frutas Acidificantes

Manzanas, albaricoques, grosellas, dátiles, uvas, mango, melocotón, peras, ciruela, pasas, frambuesa, fresas, frutas tropicales, moras, melón, sandía, arándanom peas de corinto, melón dulce, naranjas, piña, ciruelas.

Frutos secos acidificantes

Anacardos, cacahuetes, pistachos, coquitos, castañas.

Lácteos acidificantes

Mantequilla, margarina, queso de vaca, queso de cabra, queso de oveja, leche de vaca, leche de cabra leche de oveja, suero de leche, yogur, requesón, helados, nata, queso de soja.

Aceites acidificantes

Aceite cocinado, aceites expuestos al calor, aceites light.

Bebidas acidificantes

Alcohol, café, té negro, bebidas carbonatadas, sodas, zumos pasteurizados, cacao, bebidas energizantes, bebidas deportivas, bebidas a base de cola, agua del grifo, bebidas descafeinadas, agua con saborizantes.

Edulcorantes acidificantes

Aspartame, Algarrobo, sirope de maíz, fructuosa, azúcar refinado, sacarina, sacarosa, jarabe de arce.

Otros acidificantes

Pan blanco, pastas, fideos, patatas fritas, pizza, setas, champiñones, chocolate, galletas, caramelos, mayonesa, ketchup, mostaza, salsa de soja, encurtidos, vinagres, salsa tabasco, tamarí, wasabi, tabaco.

Importante: Esta es una clasificación generalista en donde se toma cada alimento según el predominio de componentes acidifcantes o alcalinizantes. Hay muchos otros productos que no han sido incluidos y el listado no pretende ser exhaustivo simplemente es orientativo.

Beneficios de un pH equilibrado

Como todo en la vida el equilibrio es la clave en la dieta alcalina y en la alimentación en general, si logramos mantener un pH equilibrado entonces gozaremos de buenos niveles de energía para afrontar cada día, nuestro sistema nervioso estará tranquilo y los músculos relajados, la digestión será muy buena y la motilidad intestinal óptima sin muestras de estreñimiento, las defensas serán más fuertes por lo que difícilmente sufriremos resfriados. En líneas generales tendremos mucha vitalidad física y mental, paz interior y sensación de claridad mental.

Consecuencias de una dieta muy ácida

Llevar una alimentación con exceso de productos acidificantes hace que nos sintamos bajos de energía, sin fuerzas, que nuestros procesos mentales sean más lentos, suframos dolores de cabeza, fatiga, tensión muscular y depresión. Dolores musculares y de espalda generalmente son provocados por bajos niveles de calcio. También pueden presentarse tensiones musculares de hombros y cuello, artritis y osteoporosis. Debido a la pérdida de minerales que el organismo usa para compensar el exceso de acidez podemos ser cada vez más irritables ya que nuestro sistema nervioso se ve afectado.

Consecuencias de un exceso de alcalinidad

Según el Dr. Cousens el principal síntoma de exceso de alcalinidad consiste en la sobre excitación del sistema nervioso que se manifiesta inicialmente con sobresaltos musculares principalmente en la cara y los antebrazos, además se presenta un marcado incremento de espasmos musculares, calambres, dificultad de concentración y nerviosismo extremo.

Consejos básicos para hacer una dieta alcalinizante

Los defensores de la dieta alcalina buscan equilibrar el pH a través de la alimentación y señalan que después de algunas semanas se logra y uno lo nota porque se presentan los beneficios descritos. En todo caso recuerda que antes de iniciar esta o cualquier dieta debes consultarlo con tu médico para que te ayude a determinar cuales son tus necesidades nutricionales específicas y cual programa de nutrición y/o pérdida de peso es el más indicado.

Para hacer una Dieta Alcalina ten en cuenta lo siguiente:

  • Reduce el consumo de proteínas en general, especialmente carnes y pescados de todo tipo.
  • Reduce el consumo de lácteos pasteurizados.
  • Reduce el consumo de grasas.
  • Usa azúcar moreno integral o miel para endulzar, olvida el azúcar refinado y los edulcorantes, puedes usar Stevia.
  • Incluye en la lista de alimentos los vegetales crudos, germinados, hierbas frescas, semillas y frutos secos.
  • Come más vegetales y frutas frescas maduras.

Para componer tus comidas en la dieta alcalina:

  • Desayuna con zumos de frutas y verduras.
  • Para almorzar toma verduras combinadas con otros vegetales, semillas, legumbres o cereales, incluye proteínas de origen vegetal y muy poca o ninguna de origen animal ya que son acidificantes.
  • Prepara cenas muy livianas, por ejemplo avena o cebada con frutas.
  • Durante el día bebe mucha agua para mantenerte bien hidratado. Para aumentar su alcalinidad se aconseja agregar zumo de limón ya que cuando se metaboliza es uno de los más potentes alcalinizantes del PH sanguíneo.

Ventajas y Desventajas de la Dieta Alcalina

Ventajas de la Dieta Alcalina

Saludable. Las recomendaciones de restringir ciertos productos como0 el azúcar refinado, reducir el consumos de carnes, evitar el alcohol y los alimentos procesados, comer más vegetales, verduras, legumbres, cereales y frutas conllevan a una mejora en la alimentación para la mayoría de las personas ya que hará que se opte por una alimentación mas equilibriaa y variada al tiempo que se reduce el consumo de calorías.

No se pasa hambre. Gracias a que no hay limite de cantidad de alimentos a ingerir no se tiene esa sensación permanente de hambre como con otras dietas.

No hay efecto rebote. Al tratarse de un estilo de alimentación los seguidores de esta dieta mantendrán siempre el mismo patrón de alimentación por lo que no se da el efecto yoyó o rebote de las dietas restrictivas.

Realmente se pierde peso, ya que se fundamenta en el consumo inteligente de alimentos frescos con predominio de vegetales, verduras y frutas.

Desventajas de la Dieta Alcalina

Perpetúa falsos mitos. El enfoque que considera los alimentos porque son ácidos o alcalinos no toma en cuenta las propiedades nutricionales de cada producto y el efecto real que tienen sobre el organismo al aportar diversos nutrientes. Según la página web del Brigham and Women’s Hospital esta dieta no es aconsejable porque excluye alimentos saludables como algunas grasas y aceites que proporcionan ácidos grasos esenciales necesarios para formar células sanas y fortalecer el sistema inmunitario.

Sin base científica sólida. Según WebMD no hay suficiente evidencia científica que apoye los supuestos beneficios para la salud de la dieta alcalina diseñada originalmente para prevenir cálculos renales e infecciones urinarias al ajustar los niveles de acidez en la orina. El organismo regula por si mismo el pH de la sangre y otros fluidos independientemente de la dieta.

La pérdida de peso no se debe a los pricipios ácido/alcalino de la dieta. La pérdida de kilos y el adelgazamiento observado en los seguidores de la dieta se deben a mejores hábitos de alimentación por ingerir más productos frescos, verduras, frutas y vegetales, por reducir la ingesta de azúcar y productos procesados, lo que son consejos generales saludables para la pérdida de peso y que no tienen relación con la capacidad de acidificar o alcalinizar que tienes tales alimentos.

Vídeo sobre la Dieta Alcalina

Conferencia del Dr. Alberto Martí Bosch sobre cómo hacer frente al cáncer de forma holística, su planteamiento se basa en los efectos de la acidez sobre el organismo y como se puede usar la alcalinidad para mejorar la salud.

Antes de comenzar la Dieta Alcalina

Si decides hacer la Dieta Alcalina bien sea para adelgazar o perder peso, para mejorar tu estado de salud o por cualquiera de los beneficios que se le atribuyen, te sugerimos que escojas un plan equilibrado que no incluya suplementos, ayunos y otros trucos relacionados con la dieta. Además es imprescindible que consultes con tu médico antes de iniciar cualquier régimen para perder peso.

Loading...

Comenta, opina, pregunta sobre dieta alcalina para adelgazar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Escribe tu respuesta para que todos podamos aprovecharla.
Sólo se publicarán las respuestas adecuadas, aquellas que se salgan del tema serán eliminadas, así; como los mensajes promocionales, los que puedan afectar a derechos de terceros, que vulneren las leyes o que contengan demasiados errores ortográficos.

2 Conversaciones

  1. No puedo leer bien. ¡Me lo impide la barra vertical que ponéis para compartir en las redes!

    Responder

    • Gracias por avisar, ya lo hemos corregido. Dinos si ahora puedes leer la información sobre la Dieta Alcalina y todas las demás dietas de la página.

      Responder